25 ago. 2010

La "Q" de EnteleQuia




La marca de “Q” de Calidad Turística es otra de las muchas herramientas para promocionar el turismo, según el ICET (Instituto para la Calidad Turística Española), institución que se encarga de evaluar lo que afecta a todos los servicios que el turista , usuario final, se encuentra en la playa, en seguridad, salvamento, primeros auxilios, información, limpieza y recogida selectiva de residuos, mantenimiento de instalaciones y equipamientos, accesos, servicios higiénicos y ocio. De la misma forma los aspectos medioambientales de la playa son pasados por lupa.

Cuando nos dirigimos a la orilla del mar, en nuestra galardonada playa, empieza a desagradarnos lo que vemos suciedad en la superficie del agua, basuras y espumas de distintos colores y tonalidades que nos provoca la más absoluta repugnancia. A unos cuantos metros de la orilla el barco quita-natas trabajando a toda marcha pasando sobre una mancha de “nata” para quitar la basura sólida. Aquí acaba la calidad.
Las depuradoras no funcionan o son, a todas luces, insuficientes para dar un servicio que sea el complementario a la deseada calidad. En Vélez Málaga, en los recibos de agua, con una subida de más del 55% el año pasado, hay un concepto de depuración de aguas residuales y de saneamiento, lo que significa que este servicio se paga, durante todo el año, por los consumidores finales que van a disfrutar de la calidad que nos brinda la Q en la playa.
Para otorgar este premio a una playa debería ser necesario hacer también auditorias y controles a las depuradoras de toda la costa, penalizar a las administraciones que no gestionen el buen funcionamiento de éstas, activar mecanismos para que no ocurra la misma postal de suciedad en nuestras costas todos los años. Las calas de Maro son un ejemplo aún no teniendo la Q muchos bañistas pasan el día en sus playas por la calidad del agua de éstas.
Si no se toman medidas drásticas con respecto a las depuradoras y del saneamiento la calidad de las playas seguirá siendo una entelequia.

5 comentarios:

  1. Lamentablemente, no son sólo las playas de Vélez sino también las del Palo, cada día, desde hace varios años, nos bañamos literalmente en mierda sin que nadie haga nada por remediarlo y a pesar de pagar impuestos por saneamiento y depuración de aguas residuales. Produce auténtico pavor observar cómo los niños pequeños y los bebés se sumergen y nadan en esta inmundicia. La semana pasada fuimos a la playa del Chanquete en el Palo, que tiene asignada una tremenda Q de calidad turística, nos metimos en el agua, al principio aparentemente limpia y empezamos a encontrar flotando unos trozos blanquecinos rarísimos que a medida que íbamos recorriendo la playa en dirección hacia el puerto deportivo del Candado se iban complementando con bolsas, compresas, plumas y heces flotando, acompañado todo ello de una nata anaranjada. Todo un asco que me tuvo el estómago revuelto durante todo el día, pero según el informe de la Junta de Andalucía de la primera quincena de agosto sobre la situación sanitaria de las aguas de baño, esta playa goza de muy buena calidad hasta para el baño.
    Decidimos coger el coche y trasladarnos a otra playa lo más lejos posible, nos fuimos a Chilches y, cuál fue nuestra sorpresa, que la nata anaranjada también estaba allí, un poquito más densa y con espumita para camuflarse con el batir de las olas. Y yo me pregunto qué ocurre con el pago de nuestros impuestos? ¿por qué no se arreglan las depuradoras o se hacen otras nuevas para mantener limpias las playas? ¿No será que los presupuestos para las depuradoras se quedan en los bolsillos de las contratas de las subcontratas de las subcontratas y al final a los ciudadanos y ciudadanas, que somos los que pagamos todo esto, nos llega la mierda?

    ResponderEliminar
  2. Pues no entiendo muy bien que se cuestiona. ¿la calidad de la auditoría realizada? ¿los criterios utilizados? ¿los parámetros de aceptación de agua apta para el baño establecidos legalmente? En primer lugar indicar que la playa certificada con la Q que otorga el ICTE es la de Benajarafe, con una longitud de 1060 metros. Detalle importante a la hora de diferenciar y criticar ausencia de servicios en otras playas aledañas que no son auditadas, simplemente porque no entra en el alcance de la auditoria. La calidad del agua puede variar notablemente entre unas zonas y otras. Por otro lado indicar que más allá de la certificación Q, el Ayuntamiento de Vélez - Málaga ha contraido compromisos con sus ciudadanos mediante una carta de servicio en los cuales se hayan la realización de analíticas quincenales del agua durante la temporada de baño. Eso si no habla del resultado que deben dar esas analíticas......eso si que sería un compromiso. A las depuradoras no se les puede echar la culpa de todo, entre otras cosas porque en época estival posiblemente no tengan la capacidad para el tratamiento del volumen generado por la población, a quien si se les puede echar la culpa es a los políticos que no elaboran las Ordenanzas de Vertido (la de Vélez es de Octubre de 2009)y tienen a las depuradoras aguantando vertidos de todo tipo que machacan constatemente los resultados de los tratamientos biológicos. Finalmente decir que la calidad de la playa no la otorga la Q, la da el uso y el respeto que los ciudadanos hacemos de las playas y de nuestros sanitarios..... (compresas, etc), falta mucha sensibilización ambiental en el día a día y luego queremos calidad en las playas.... La Q otorga el reconocimiento al cumplimiento de una serie de requisitos, basados en analíticas que a buen seguro cumplen con los mínimos aceptables y en base a la observación. Si las analítica dan bien....¿quien puede decir que no?.....habría que ver donde y como se toman las analíticas.....en fin, no quiero que esto parezca una defensa al ICTE, ni mucho menos, entre otras cosas porque ni trabajo en él y ni creo que su modelo sea óptimo, pero si creo que es importante que los comentarios deben tener mayor base y ser menos dañiños.

    Os dejo el enlace a la carta de servicios. Podeis reclamar al Ayuntamiento ante estos incumplimientos.

    http://www.ayto-velezmalaga.es/velezPortal/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/2_2418_1.pdf

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Los comentarios que se hacen tienen la base de la realidad y no de los papeles o de las analíticas disfrazadas y la realidad es que vayas a la playa que vayas desde el Palo hasta Benajarafe te estás bañando en mierda. Esto es lo dañino para la gente que paga sus impuestos y quiere disfrutar del verano y de las vacaciones y para las criaturas pequeñas que inocentes se bañan en los desechos. Además es verdad que los ciudadanos no cuidamsos las playas pero ¿quién se encarga de concienciar y educar sobre el ciudado de nuestro medio ambiente? Creo que Los Ayuntamientos tienen una concejalía de educación y cultura y otra de medio ambiente ¿por qué no se promueven campañas de cuidado de las playas?

    ResponderEliminar
  4. Para Anónimo de María AA. VV. Chilches-Málagajueves, 02 septiembre, 2010

    1.- En ningún momento me he referido a la playa de Benajarafe, ni para bien ni para mal, como podrá comprobar en el post.

    2.- En el artículo se habla de las excelencias de las playas galardonadas con la “Q” de forma genérica y se explica el porque se concede tal premio mediante auditorías que me parece que estos mecanismos se deberían extenderse a todas las playas del litoral veleño porque así tendríamos todos los veleños la misma calidad en nuestras playas más cercanas y no tendríamos que trasponer con nuestras familias y bártulos playeros a Torre del Mar o Benajarafe para disponer de la carta de servicios a la que usted alude, y en ese sentido pido al ayuntamiento que aune esfuerzos para conseguir tal objetivo.

    Estoy de acuerdo con usted sobre el mal uso y el poco respeto al medio ambiente de los ciudadanos en las playas, no respetando las mínimas normas medioambientales, eso también es extensivo a las calles (suciedad, abandono de muebles, de restos de poda, etc...)

    3.- La crítica del artículo cuestiona el funcionamiento y rendimiento de las depuradoras en esta época, que es cuando los políticos anuncian a bombo y platillo la obtención de la “Q” en las playas del litoral malagueño. Se fijan unos modelos idílicos y una carta de servicios que en la arena y en los análisis que efectúa la Junta de Andalucía será verdad, yo no lo cuestiono y así lo hago constar pero la realidad es que en el agua el escenario es otro; tendremos que ser más exigentes con la Junta de Andalucía y con el ayuntamiento en cuanto a la calidad de las aguas que baña esas playas y todas las demás, llevamos años viendo la misma estampa de desechos flotando por doquier y esto no me lo he inventado yo, ni estoy levantando falsos testimonios. Habrá que cambiar las políticas del agua, mejorar saneamientos, resolverlos estos problemas con nuevas ordenanzas, auditar también a las depuradoras, construir más depuradoras si se necesitan. No es de recibo que cuando vaya a la playa tengamos que refrescarnos en la ducha porque no hay forma de meterse en el agua ponzoñosa pagando religiosamente nuestros impuestos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí María, totalmente de acuerdo contigo, hay un serio problema de infraestructuras y urbanismo y todo ello redunda en playas con aguas sucias, y que conforme aumente la población residente y la presión turística irán a más.
    Los modelos de calidad y mejora ambiental contribuyen generalmente al bienestar social, pero se ven en numerosas veces truncados o limitados en su alcance por ineficiencias paralelas como las de las infraestructuras. Desgraciadamente cuando se audita una playa, no se audita una depuradora, una cosa no tiene que ver con la otra, aunque si hay muchas depuradoras que son auditadas, pero las competencias son diferentes.
    Sinceramente al comenzar tu post hablando de Q parece que te refieres a que tenemos un litoral lleno de playas de Q, y desgraciadamente no es así, no hay más que visitar la página web del ICTE, entre otras cosas por todo lo que estamos hablando y parece que las auditorías son una total mentira, y seguro que no es así y como dije anteriormente casi con total certeza todo lo que sean analíticas estarán estupendas, con lo que el auditor poco tendrá que objetar.

    La realidad es bien distinta como bien dices, bañarse al menos en la zona de chilches no apetece y todo ello traerá consecuencia futuras sobre el desarrollo socioeconómico de la zona, nuestro políticos sabrán que modelo quieren para nuestra comarca, pero desde luego actualmente estamos muy lejos de la, tan de moda, sostenibilidad ambiental.
    Desgraciadamente esto no se soluciona de la noche a la mañana y supone en primer lugar una profunda reflexión sobre el diseño y desarrollo de nuestro urbanismo y sus infraestructuras. Aún no es tarde, pero no creo que la clase política que nos gobierna tenga a bien preocuparse de sus ciudadanos, a no ser que lo paguemos nosotros!!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar